Qué es Small Data y por qué es una alternativa al Big Data

Publicado el 30/1/2020 por Bruno Peláez

Qué es Small Data y por qué es una alternativa a Big Data

 

¿Estás pensando en utilizar el análisis de datos para mejorar tu pyme? Entonces deberías saber que aparte del conocido Big Data existe el Small Data y te puede ser más útil. ¿Qué es el Small Data y cuál es la diferencia con el Big Data? En este artículo te lo explicamos.

La era del valor de los datos

Datos, datos y más datos. Algo indudable a finales de la segunda década del siglo XXI es que entre los buscadores de internet, las redes sociales, los wearables, el internet de las cosas y muchas otras fuentes, los datos que producen las personas se han convertido en lo más valioso para las compañías y los gobiernos.

¿Cuántas veces has escuchado sobre la cantidad de datos que tienen Facebook y Google sobre los internautas? Y especialmente, ¿cómo los utilizan? Escándalos del uso de datos sobran, Cambridge Analytica es uno de los más sonados. El hecho de que ahora los gobiernos estén desarrollando e implementado leyes de protección de datos es un indicativo de que es un tema muy serio, es la privacidad del individuo.

Un correcto estudio de datos ofrece resultados útiles o insights para entender comportamientos o predecir situaciones. Las empresas ya sean grandes, medianos o pequeñas lo saben y por eso están invirtiendo en herramientas y gente especializada para realizarlo.

Las organizaciones buscan en ellos todo tipo de patrones y resultados que ayuden a la empresa. Por ejemplo, identificar fallos e optimizar los procesos; prever comportamiento del mercado; pronosticar riesgos para evitarlos o sortearlos lo mejor posible; diseñar nuevos modelos de negocio; trazar perfiles de consumidores para afinar o desarrollar nuevos productos. En otras palabras, el análisis te da la información que necesita tu negocio para despuntar en el mercado o incluso sobrevivir una crisis.

Qué es Big Data

El término Big Data últimamente suena mucho en el mundo de la tecnología y los negocios, se refiere a toda esa información que se genera todo el tiempo en todos lados. El Big Data es una combinación de datos estructurados y no estructurados que se puede medir en petabytes o exabytes. Provienen de cualquier tipo de fuente, producida directamente por un humano o no. 

El Big Data se puede entender con las siguientes tres V: volumen, variedad y velocidad.

  • Volumen: es la cantidad de los datos a procesar, la cuál es mucha y se requiere una tecnología específica y expertos en el área para trabajarla.
  • Variedad: es la diversidad de naturaleza y formato de los datos a procesar, en este caso es un volumen mixto de tipos de datos.
  • Velocidad: es el tiempo que se necesita para adquirir y procesar la información, en este caso al ser una gran cantidad se hace por lotes y por lo tanto los resultados no son inmediatos, lleva su tiempo. 

Por estos motivos, trabajar con Big Data no es algo sencillo, requiere herramientas y especialistas para hacerlo. Esto no es económico y no todas las compañías se lo pueden permitir. 

Debes tener en cuenta que debido a que el Big Data tiene un gran volumen y variedad de datos no te resultará útil o de valor en primera instancia. La tarea de limpiar, clasificar y analizar es lo que da el resultado o insight de calidad.

Pero existe otro tipo de data, el cual, ahora mismo, no es tan famoso como el Big Data pero puede ser igual de provechoso a mucho menor coste, se llama Small Data.

Qué es Small Data

Como su nombre lo indica, el Small Data es una pequeña cantidad de datos, al contrario que los profundos océanos del Big Data. Son datos concretos que puede entender una persona sin necesidad de un experto o de una tecnología ultra sofisticada.

De hecho, para muchas cuestiones del día a día, tanto de usuarios como de empresas, el Small Data es suficiente. Es más accesible y procesable. Casi cualquier persona puede trabajar con estos datos, utilizando diferentes tipos de software y de menor precio que los que necesita el Big Data.

El Small Data suele ser fácil de analizar y representar. También se puede explicar con las tres V que tiene el Big Data:

  • Volumen: la cantidad de información es menor, lo cual lo hace preciso y manejable para una persona.
  • Variedad: generalmente está compuesto de un único tipo de datos en un mismo formato, esto lo hace más accesible y fácil de comprender.
  • Velocidad: debido a que la cantidad de información es manejable, los análisis se pueden realizar casi o en tiempo real. Puedes tener resultados tan pronto como cuando ingresas los datos.

Los productos que se usan para analizar el Small Data no tienen que ser especializados para grandes cantidades de datos. Por ejemplo, puede ser una herramienta de análisis de datos Marketing, un software CRM, un software ERP, un software de servicio al cliente, incluso se puede hacer en un Excel. 

El Small Data está compuesto por datos que ya tienen valor, al ser más específicos o detallados se pueden utilizar para realizar insights de calidad inmediatamente. No hace falta que pasen por el largo proceso que el Big Data requiere. Y no porque el Big Data no tenga calidad, sólo que en ese caso, el valor hay que trabajarlo o minarlo, mientras que en el Small Data ya se recopila lo que se necesita analizar.

Ejemplos de Small Data son: el perfil y actividad de una persona en redes sociales o en su app que mide cuánto ejercicio hace al día, la app del banco que indica en cuánto y en dónde gasta cada mes , los horarios de autobuses, las estadísticas de un jugador de fútbol, etc.

¿Se te hace muy familiar el Small Data? Por supuesto, tienes claro qué es Small Data, llevas analizando este tipo de datos toda tu vida, tanto en tu vida personal como en la profesional. Es toda esa información que comprendes y la tienes a la mano. La pregunta es: ¿la estás aprovechando debidamente en tu empresa? 

Small Data vs Big Data ¿qué le conviene a las pymes?

¿Realmente hay una lucha entre Big Data y Small Data? Los dos son distintos entre si, cumplen funciones diferentes, la lucha no está en cuál de los dos proporciona los mejores resultados, ambos lo pueden hacer; tampoco está en si se tiene el presupuesto o no. La lucha está en la estrategia de tu empresa, está en qué tipo de datos recopilas y qué quieres hacer con ellos, ¿qué necesidades tiene tu pyme?, ¿qué problema buscas resolver?

Cada pyme debe hacer un análisis propio sobre qué datos tiene y cómo puede aprovecharlos para su negocio. Ya sea para entender mejor a los clientes, medir el rendimiento de equipos internos, desarrollar campañas de marketing exitosas, etc.

Es cierto, del Big Data se pueden crear distintos Small Data pero no por eso es necesario realizar todo ese largo y costoso proceso. El Small Data se puede recolectar directamente, por ejemplo, de las redes sociales o encuestas. Al final, Big Data y Small Data son datos, para elegir como tratarlos depende del volumen, el tipo y formato, las fuentes de donde provienen y los objetivos a descubrir con ellos.

Uno de los beneficios del Small Data es que inmediatamente se puede procesar y producir insights de calidad. Los datos que lo componen ya tienen un valor. Esto para cuestiones de marketing, logística, servicio al cliente, entre otros, es muy útil. A diferencia del Big Data, el cual es más tardado pero la cantidad de insights es mayor, aparte de que con el Big Data se pueden obtener resultados que con el Small Data no.

Los datos siempre estarán ahí, depende de ti si te pierdes o los usas para construir

Los humanos son los que producen los datos y los que los denominan Big Data, Small Data, o incluso hay un término que es Dark Data. 

El reto está en no perderse en los datos, hay que tener claro que se quiere sacar de ellos, para que finalidad se estudian y cuánta cantidad y variedad se va a procesar. Entonces es más fácil saber si se requiere trabajar e invertir en análisis de Big Data o de Small Data.

Este artículo puede referirse a productos, programas o servicios que no están disponibles en tu región, o que pueden estar restringidos según las leyes y regulaciones de tu país. Te sugerimos que consultes directamente con el proveedor de software para obtener información sobre la disponibilidad del producto y conformidad con las leyes locales.