15 años ayudando a las empresas mexicanas
a elegir el mejor software

Vehículos de conducción autónoma

Los vehículos de conducción autónoma pueden dirigirse del punto A al punto B sin intervención humana. Mediante diferentes tecnologías y sensores integrados en el vehículo, como el control de velocidad crucero adaptable, la dirección activa, los sistemas de frenado antibloqueo, la tecnología de navegación por GPS, los láseres y el radar, se conducen y respetan las reglas de seguridad sin intervención humana de ninguna clase. Existen muchos niveles diferentes de vehículos de conducción autónoma. Por ejemplo, en un vehículo de nivel uno, el conductor recibe asistencia de un ADAS (sistema avanzado de asistencia al conductor, por sus siglas en inglés). En el nivel cinco, el vehículo de conducción autónoma tiene el control total y no requiere de ayuda de un conductor humano.

Lo que deben saber las pequeñas y medianas empresas sobre Vehículos de conducción autónoma

Los vehículos de conducción autónoma son importantes para las pymes, que suelen tener restricciones presupuestarias. Estas empresas quizá no puedan permitirse contratar conductores o vehículos de reparto. Sin embargo, un vehículo de conducción autónoma puede hacerse cargo de los envíos y los traslados. Así, las empresas pueden ahorrar dinero y controlar mejor sus costes de mano de obra y fijos.

Términos relacionados